El enduro es una modalidad donde hay muchos cambios de terreno, nos podemos encontrar con pistas muy anchas donde tendremos que exprimir toda la potencia de nuestra moto, a trialeras donde la suavidad y la técnica son primordiales.

La válvula de escape es lo que nos permite cambiar el comportamiento de los motores de dos tiempos para adaptarnos mejor a un terreno o a otro. Un regulador de válvula manual nos obliga a regular los ajustes a la salida, depende si tenemos mucha pista o vamos a hacer trialeras.

QUÉ NOS APORTA UNA VÁLVULA ELECTRÓNICA

Una válvula electrónica nos permite adaptar el comportamiento del motor de nuestra moto en plena carrera, según lo que mejor nos convenga y según vaya cambiando el terreno.

No es necesario que nos paremos a cambiar esta configuración, podemos ir regulando la válvula de escape a través de un panel situado en el manillar, para que la moto se pueda adaptar a las diferentes condiciones y que sea más fácil de pilotar para el motorista.

NUESTRA RECOMENDACIÓN: VÁLVULA ELECTRÓNICA DE ESCAPE EEV

La válvula electrónica EEV/ONgrip está diseñada para motores KTM, Husqvarna y Husaberg 250/300cc de dos tiempos.

Es una válvula que lleva una centralita con diferentes mapas, exactamente tres. El motorista puede cambiar el mapa con una botonera situada en el manillar, según las condiciones del terreno y sin bajarse de la moto.

Cada vez que arrancamos el motor, la válvula electrónica hace un chequeo de los valores del motor, comprobando que esté todo correcto, y se iluminará el mapa motor que teníamos configurado la última vez que se detuvo la moto.

Los mapas son hard, medium y soft:

  • Hard (rojo): El más apropiado para pilotos expertos y con un pilotaje agresivo.
  • Medium (azul): Apto para pilotos avanzados. Su comportamiento es lineal y con poderío.
  • Soft (verde): para pilotos que buscan más efectividad y comportamiento más dócil y suave.

A través de un programador, es posible configurar un cuarto mapa custom (blanco) para aquellos pilotos más avanzados que quieran personalizar a su manera el comportamiento de la moto.